Una del espacio.

Página 15 de 15. Precedente  1 ... 9 ... 13, 14, 15

Ir abajo

Una del espacio.

Mensaje  JOSE ANTONIO MARTINEZ el Miér 25 Jul 2018 - 22:59

Hola.

La Agencia Espacial italiana ha anunciado hoy miércoles (y también se ha publicado en la revista Science) que bajo la superficie helada del polo sur de Marte, en la zona llamada Planum Australe, han encontrado por primera vez evidencias de la existencia de un lago de agua líquida salobre a 1,5 km. de profundidad, de unos 20 km. de diámetro.
Hasta dónde llega la profundidad del agua almacenada es realmente imposible conocerla, pues los datos del radar solo ofrecen "imágenes" de la superficie de la masa de agua.
En los polos norte y sur de Marte ya se habían visto importantes casquetes de hielo de agua y dióxido de carbono (hielo seco).

La sonda europea Mars Express ha realizado 29 sobrevuelos con el instrumento Marsis (Mars Advanced Radar for Subsurface and Ionosphere Sounding): envía pulsos de radar que penetran en el terreno y los bloques de hielo, para despuès medir el tiempo de retorno en que tardan en reflejarse en la nave los ecos y con qué fuerza.
Estos ecos con reflexiones más fuertes son emitidas por masas de agua y tienen una constante dieléctrica alta, características propias de los materiales acuosos, como se ha demostrado en la Tierra.

Los científicos creen que este lago marciano es semejante a los lagos subglaciales que se encuentran (se conocen unos 400) debajo de las capas de hielo de la Antàrtida, como el famoso lago Vostok a 4.000 m. de profundidad.
Al principio, se pensaba que el lago Vostok (muy por debajo del nivel del mar, en una depresión formada hace 60 millones de años) era estéril de vida, pero investigadores de EE.UU. identificaron hasta 3.500 especies simples, como bacterias, hongos y arqueas (organismos unicelulares que viven y se reproducen en ambientes muy extremos) en muestras tomadas de las capas más profundas de hielo claro como el diamante, en el extremo sudoeste del lago subterràneo.

El lago salino encontrado en el subsuelo de Marte tiene una temperatura de - 68 grados C. y el agua líquida solamente puede ser salobre, ya que las sales reducen el punto de congelación.
Las sales disueltas de magnesio, calcio y sodio presentes en las rocas marcianas podrían disolverse en el agua para formar una salmuera, que, junto con la gran presiòn del hielo superpuesto, lograrían reducir el punto de fusión y el lago permanecería líquido como en los Valles Secos de la Antártida, donde existe un lago de salmuera.

Este lago salobre de Marte, frío y con alta presión podría albergar vida microbiana tal como la conocemos: son condiciones hostiles, pero no imposibles.
Lo que admite pocas dudas es que esta posible vida estaría allí a salvo de la radiación y de los compuestos muy oxidantes de la superficie marciana.

Por otra parte, recientes investigaciones nos han demostrado que existen grandes cantidades de hielo cerca del subsuelo en zonas tropicales del planeta, que bien podrían esconder lagos o barros de agua líquida mucho más cerca de la superficie, y, por tanto, màs accesibles para su exploración "inmediata" en busca de formas de vida.
No disponemos actualmente de la tecnología para transportar todos los materiales necesarios e intentar descender hasta 1.500 m. en el subsuelo de Marte.

Un saludo.

JOSE ANTONIO MARTINEZ
Grand Master
Grand Master

Cantidad de envíos : 2826
Localización : zaragoza
Fecha de inscripción : 08/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Una del espacio.

Mensaje  JOSE ANTONIO MARTINEZ el Jue 2 Ago 2018 - 11:10

Hola.

Una tormenta global lleva instalada en Marte desde sus comienzos del 10 de junio, y los científicos piensan (según evolucionaron otras anteriores) que llegue al menos hasta septiembre.
El fino polvo marciano ha causado que el rover Opportunity esté inoperativo desde mediados de junio, al estar cubiertos sus paneles solares.

Ahora, un equipo de científicos de la Universidad Johns Hopkins creen haber descubierto, en parte, por qué Marte es tan polvoriento.
Su estudio, publicado en Nature Communications, señala que el polvo que cubre normalmente gran parte de la superficie de Marte proviene sobretodo de un enorme depòsito o formación geológica situada cerca del ecuador, que se erosiona gradualmente con el tiempo y contamina el planeta.

Han observado la composición química del polvo, y se dieron cuenta que en todas partes del planeta está enriquecido en azufre y cloro, con una relación (%) muy distinta entre el azufre y el cloro.
Con los datos recopilados por la nave Mars Odyssey, que orbita Marte desde el año 2001, pudieron determinar que la región llamada Formación Medusae Fossae (FMF) tiene una gran abundancia de azufre y cloro, y con el mismo % que se da en el polvo marciano.

Los primeros hallazgos sugieren que esta región tiene un origen volcánico, y si antes tenía un tamaño de la mitad de los EE.UU., la erosión provocada por el viento ha reducido el depósito de polvo hasta el 20% actual.
Este depósito de polvo es el más grande conocido de todo el Sistema Solar, y los cálculos dicen que ahora existe el suficiente polvo en Marte para, si se extendiera uniformemente...cubrir todo el planeta con una capa de varios metros de espesor.

Y es que Marte, aún siendo un planeta pequeño en comparación con la Tierra (6.794 km. de diámetro y 12.756 la Tierra), esa proporción no se cumple ni por asomo en su geología visible.

Algunos ejemplos, aparte de sus periódicas tormentas de polvo globales, son:
- El Monte Olimpo: el mayor volcán conocido del Sistema Solar, con 22 km. de altura, diámetro en la base de 610 km. y una superficie de nada menos que 283.000 km2.
- Los Valles Marineris: un gran cañón o "cicatriz" que recorre el ecuador, de 4.500 km. de longitud, 200 km. de anchura y 11 km. de profundidad máxima.
- Una gran planicie en la mitad norte que ocupa casi el 40% de su superficie, y que se piensa que es el resultado de un gran choque ocurrido hace millones de años con un objeto de 2.000 km. de diámetro.

Hay que pensar un poco en cómo sería la Tierra si estos 3 ejemplos los trasladáramos hasta aquí, siendo que Marte solamente tiene el 28% de su superficie...

Las partículas de polvo afectan al clima marciano mediante la absorción de la radiación solar, lo que resulta en temperaturas más bajas a nivel del suelo, y mayores en la atmósfera. Este contraste de temperaturas puede crear vientos más fuertes, lo que lleva a que se levante aún más polvo de la superficie, y formar una especie de "bucle".
Las tormentas de polvo estacionales suceden cada año marciano (2 terrestres), y a nivel global cada unos 10 años aproximadamente.

Lujendra Ojha dice: "en la Tierra, el polvo está separado de las formaciones rocosas blandas por diversas fuerzas de la naturaleza, como el viento, agua, glaciares y volcanes activos. Nos preguntamos cómo es posible que Marte tenga tal cantidad de polvo si ninguno de esos 4 procesos están activos sobre el planeta. Aunque estos factores pueden haber desempeñado un papel en el pasado, tiene que haber algo más que se nos escapa, y que debe ser el culpable de las grandes extensiones de polvo existentes en la actualidad".

Un saludo.

JOSE ANTONIO MARTINEZ
Grand Master
Grand Master

Cantidad de envíos : 2826
Localización : zaragoza
Fecha de inscripción : 08/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Una del espacio.

Mensaje  JOSE ANTONIO MARTINEZ el Lun 6 Ago 2018 - 23:13

Hola.

Un equipo de investigadores del Instituto Carnegie, dirigido por Scott S. Sheppard, estaba en la primavera de 2017 rastreando objetos lejanos, como parte de su búsqueda del hipotético Planeta X (también llamado Planeta 9).
En la trayectoria de esa búsqueda pasaba cerca Júpiter, así que aprovecharon para intentar buscar tambièn nuevas lunas que sumar a las 67 ya conocidas.

De esta improvisada forma encontraron hasta 12 lunas más de entre 1 y 3 km. de diámetro que orbitan Júpiter, y después de 1 año de estudios laboriosos y repetitivos para calcular exactamente sus órbitas, ahora nos han dado a conocer los resultados:

- 9 lunas se agrupan en al menos 3 conjuntos orbitales distintos. Se piensa que son restos de 3 cuerpos anteriores más grandes. Orbitan a Júpiter de forma retrógrada u opuesta a la rotación del gigante gaseoso. Tardan 2 años en completar 1 òrbita.

- 2 lunas forman un grupo interno más cercano a Júpiter y orbitan en su misma dirección. Pueden ser fragmentos de una anterior luna mayor, y tardan algo más de 1 año en terminar una órbita al planeta.

- La luna número 12 es la más pequeña (solo 1 km. de diàmetro) y no se parece en nada a los restantes 78 satélites: orbita de forma prógrada (igual dirección), pero está más distante y màs inclinada que el grupo de lunas que orbitan en la misma dirección, por lo que su órbita se cruza con la de las lunas retrógradas exteriores cada 1,5 años.

Scott S. Sheppard explica: "Existe una situación inestable, y es mucho más probable que se produzcan colisiones frontales, que romperán rápidamente los objetos y los reducirán a polvo. El descubrimiento de que las lunas más pequeñas en los diversos grupos orbitales de Júpiter aún son abundantes sugiere que las colisiones que las crearon ocurrieron después de la era de formación planetaria, cuando el Sol todavía estaba rodeado por un disco giratorio de gas y polvo del que nacieron los planetas. Debido a sus tamaños comprendidos entre 1 y 3 km. de diámetro, estas últimas 12 lunas descubiertas estàn influenciadas por el gas y polvo circundantes. Si estas materias primas aún estuvieron presentes cuando la primera generación de lunas de Júpiter colisionó para formar las actuales agrupaciones de lunas, el arrastre ejercido por cualquier gas y polvo restante en las lunas más pequeñas habría sido suficiente para hacer que se movieran en espiral hacia Júpiter. Su existencia muestra que, probablemente, se formaron después de que este gas y polvo se disipara".

Las 4 lunas más grandes son Io, Europa, Calixto y Ganímedes, y las descubrió Galileo Galilei en 1610.

Un saludo.

JOSE ANTONIO MARTINEZ
Grand Master
Grand Master

Cantidad de envíos : 2826
Localización : zaragoza
Fecha de inscripción : 08/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Una del espacio.

Mensaje  JOSE ANTONIO MARTINEZ el Vie 10 Ago 2018 - 18:12

Hola.

La madrugada de mañana sábado día 11 está previsto (aunque si hubiera algún problema, la ventana de lanzamiento llega hasta el día 23) que despegue de Cabo Cañaveral un cohete Delta IV-Heavy, que llevará ubicado en lo alto la sonda Parker Solar Probe de 3 m. de longitud y 685 kg.
El proyecto ha sido llevado a cargo del laboratorio APL (Appled Physics Laboratory) de la Johns Hopkins University.

Esta misión de 1.100 millones de € tiene como único objetivo "tocar" el Sol, pues se acercará hasta 6.160.000 km. para estudiarlo como nunca antes ha podido el hombre: la nave que más se aproximó al Sol fue la alemana Helios 2 en 1976, que llegó hasta los 43.000.000 km. (65 radios solares).

El físico estadounidense Eugene Parker (1927) pasará a la historia porque es la primera vez que una sonda lleva el nombre de una persona todavía viva.
Tenía 31 años cuando en 1958 bautizó como viento solar el flujo continuo de partículas cargadas elèctricamente (paquetes de electrones y protones con elevada energía y a millones de km/h) que emite el Sol, y describió el complejo mecanismo que quizás lo podría generar.

Nicola Fox dice: "Lo que queremos saber con esta sonda es por qué la temperatura de la corona (la parte más externa y recorrida por potentes campos magnéticos) llega hasta los 2 millones de grados, siendo que la superficie del Sol tiene solo 5500. Cómo se acelera y se calienta el viento solar, y cómo se transportan las partículas energèticas. Todo esto nos permitirá entender el viaje del viento solar hasta la Tierra y cómo responde a ello el campo magnético terrestre".

La sonda tendrá que sobrevolar Venus hasta 7 veces para aumentar, mediante su asistencia gravitatoria, la velocidad hasta unos impactantes y finales 687.000 km/h., que son 190,8 km/seg. Cruzaría todo el norte de España en 6" y llegaría a la Luna en 33 minutos.

Cuando llegue al Sol, tendrá que viajar a través de materiales que estarán a 500.000 grados C., pero no se derretirá, pues hay que entender el concepto de calor en función de la temperatura.
Lo que realmente mide la temperatura es lo rápido que se mueven las partículas, mientras que el calor mide la cantidad total de energía que esas partículas transfieren.
Las partículas pueden moverse rápidamente (a alta temperatura), pero si hay muy pocas, no transferirán demasiada energía (poco calor). Y como el espacio está casi vacío, hay poquísimas partículas que puedan transferir energía a la Parker Solar Probe. La corona solar, a través de la que la nave deberá volar, tiene una temperatura extrema alta, pero una densidad bajísima de partículas.

La sonda lleva un escudo frontal de 2,4 m. de diámetro, 70 kg. y 12 cm. de grosor formado por 2 placas de carbono separadas por espuma tambièn de carbono, que ha sido testado hasta 1.650 grados, con lo que los instrumentos científicos estarán en unos cómodos 30 grados C.

Los 4 instrumentos para tomar datos son:
- FIELDS: estudiará los campos electromagnèticos, flujo y densidad del plasma solar.
- SWEAP: medirá la abundancia de partículas y sus velocidades en el viento solar.
- WISPR: tomará imágenes de la corona solar y de la heliosfera interna.
- ISIS: para medir las partículas cargadas más energéticas, de 10 keV a 100 MeV.
Una antena de 60 cm. de diámetro transmitirá los datos hasta la Tierra.

Un sensor para medir los flujos de iones, electrones y los àngulos del flujo del viento solar estará fuera de la protección del escudo TPS de carbono, por lo que ha sido creado con láminas de una aleación única de titanio-zirconio-molibdeno con el punto de fusión más alto conseguido hasta la fecha: 3.422 grados C.
El cableado está realizado de niobio y ha sido "suspendido" en el interior de una serie de tubos de cristal de zafiro.
Los paneles solares para obtener energía del Sol se retraerán detrás del escudo térmico cuando la sonda se aproxime a nuestra estrella, dejando un pequeño segmento expuesto directamente a los intensos rayos solares, 500 veces más potentes que en la Tierra.
Además, los paneles solares llevan un sistema exclusivo de refrigeración interna, mediante bombeo, para hacer circular los 3,7 litros de refrigerante compuesto por agua desionizada y presurizada.
La sonda ha sido probada en el Horno Solar Odeillo, que concentra la luz de 10.000 espejos ajustables.

Unos cuantos sensores unidos a la nave y ubicados al borde de la sombra dada por el escudo térmico de carbono, harán de testigos para verificar que ninguna parte de la sonda recibe luz solar que no debiera, y mandará al instante la orden de corregir levemente la trayectoria.
Tras el lanzamiento, la Parker Solar Probe es completamente autónoma para detectar la posición del Sol y alinear el escudo térmico en el ángulo adecuado.
Tendrá que enfrentarse sola tanto al frío del espacio como, más tarde, al calor del Sol según se vaya acercando: si algo saliera mal, 8 minutos o alguno menos son demasiados para enviar desde la Tierra una corrección válida.

La misión durará 6 años y 11 meses y la sonda dará 24 órbitas de aproximación al Sol, siendo la órbita final de un periodo de 88 días, un afelio de 110 millones de km. (0,73 UA) y un perihelio de 6,16 millones de km. sobre la fotosfera del Sol.
El primer perihelio será el próximo mes de noviembre, a 25 millones de km. El último de los 14 perihelios cercanos será en 2025.

Actualmente, las sondas espaciales SOHO y SDO exploran (desde 1995 y 2010, respectivamente) la superficie del Sol como observatorios fijos desde el punto Lagrange L1: donde la gravedad de la Tierra y el Sol está equilibrada.

En algún momento futuro el combustible de hidrazina se terminará, los 12 propulsores de 4,4 newton de empuje quedarán inoperativos, el escudo térmico dejará de estar orientado correctamente hacia el Sol, el calor hará pedazos la nave, y estas partes se irán haciendo más pequeñas hasta quedar convertidas finalmente en una mínima fracción del viento solar.

En 2019 en Hawài se inaugurará el DKIST: el mayor telescopio solar del mundo, para obtener imágenes en alta resolución del disco solar.
La ESA y la NASA lanzarán en 2020 la Solar Orbiter para analizar el entorno de los campos electromagnéticos y partículas, tomando fotos y videos en muy alta resolución para estudiar cómo el Sol genera la heliosfera, y estudiará ademàs las regiones desconocidas de los polos del Sol.

Con el DKIST, la Parker Solar Probe y la Solar Orbiter obteniendo multitud de datos nuevos, los científicos esperan que cambiará sustancialmente lo que sabemos del Sol en los próximos años.

Javier Rodríguez Pacheco, investigador principal del EPD (Detector de Partículas Energéticas) que llevará la Solar Orbiter, dice: "Vivimos al lado de una estrella y, como especie, tenemos el deber de entender sus misterios. Es fundamental poder medir y predecir su comportamiento".

El 31.05.2017 en el auditorio de la Universidad de Chicago, donde Eugene Parker fue profesor en el Departamento de Astronomía y Astrofísica, dijo a sus 90 años: "La sonda irá hacia una región del espacio que jamás ha sido explorada. Es muy emocionante que por fin podremos echar un vistazo. Uno quisiera tener algunas medidas màs detalladas de lo que sucede con el viento solar. Estoy seguro que habrá algunas sorpresas. Siempre las hay".

Nicola Fox, científica del proyecto, anotó: "Estamos muy orgullosos de poder llevar el nombre de Eugene Parker con nosotros en este asombroso viaje de descubrimientos".

De vez en cuando, el Sol lanza disparadas al espacio miles de millones de toneladas de partículas cargadas eléctricamente, que pueden tardar menos de 24 horas en llegar a la Tierra, pudiendo provocar, además de auroras boreales, serios problemas en los sistemas de comunicaciones y de suministro eléctrico, dependiendo de su intensidad.
Se espera que la información captada por la Parker Solar Probe en sus casi 7 años de misión ayude en lo posible a predecir este tipo de fenómenos, que, si no se toman las debidas precauciones, pueden inutilizar satélites, dejarnos sin GPS, radares, radio y suministro eléctrico.

El Sol es la estrella a la que debemos la vida, pero también es una amenaza para nuestra actual civilización tecnològica.

Un saludo.

JOSE ANTONIO MARTINEZ
Grand Master
Grand Master

Cantidad de envíos : 2826
Localización : zaragoza
Fecha de inscripción : 08/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Una del espacio.

Mensaje  JOSE ANTONIO MARTINEZ el Vie 17 Ago 2018 - 17:10

Hola.

Un día de principios de 2007, David Narkevic, alumno de física en la Universidad de Virginia Occidental, fue a dar una noticia a su profesor (de física y astronomía) Duncan Lorimer, que le había encomendado examinar datos de archivo sobre las Nubes de Magallanes: "He descubierto algo que parece bastante interesante", dijo con pasmosa tranquilidad este pupilo de carácter comedido, mientras le mostraba una gráfica.
Las Nubes de Magallanes son 2 galaxias satélite de la Vía Láctea, situadas a unos 200.000 años luz de la Tierra.

Era una señal màs de 100 veces más intensa que el ruido debido a la electrónica del telescopio.
En un principio, a Duncan Lorimer y Maura McLaughlin les pareció que había encontrado justo lo que ambos estaban buscando: un púlsar, tipo de estrella muy pequeña, brillante y compacta.
Por entonces se conocían unos 2.000 púlsares, y los 2 astrónomos estaban intentando encontrar algunos lejanos y muy brillantes.
Cuando hizo Narkevic su descubrimiento, estaba analizando observaciones hechas 5 años atràs por el radiotelescopio Parkes, en Australia, que es capaz de explorar con gran rapidez grandes áreas del cielo gracias a que puede observar simultáneamente 13 posiciones, llamadas "haces".

La señal en la que había reparado el alumno era muy desconcertante: no solo por su gran brillo, sino porque provenía de una región del cielo ubicada unos pocos grados al sur de la Pequeña Nube de Magallanes, por lo que no parecía corresponder a un púlsar de esta galaxia enana.
Pero lo más sorprendente era que la señal mostraba una medida de dispersión muy elevada: mucho mayor de lo que cabía esperar para un objeto de la Vía Láctea, e incluso un 50% más grande de la que mostraría un astro en la Pequeña Nube de Magallanes.
La fuente parecía estar a unos 3.000 millones de años luz, mucho más allà de nuestro Grupo Local de galaxias.
La velocidad finita de la luz y la corta duración de la señal indicaban que no podía proceder de un objeto de más de 10 milisegundos de luz de ancho: es decir, unos 3.000 km., mucho menos que los casi 1,4 millones de km. que mide el Sol de diámetro.
Aunque un púlsar sí resultaba compatible con esas dimensiones, la ingente cantidad de energía radiada era más elevada que la que libera el Sol en todo 1 mes y más de 1.000 millones de veces mayor que la de los pulsos de los púlsares más brillantes.

¿Qué tipo de objeto les brindaba semejante espectáculo?...
Parecía que su pupilo Narkevic había dado con algo totalmente nuevo: un tipo de señal cósmica que ocuparía en adelante un lugar cada vez más destacado es sus investigaciones, y que acabaría desconcertando a toda la comunidad astronómica.
Se le terminó denominando explosión rápida de radio: FRB  en inglés.

A partir de la duración y el campo de visiòn de las observaciones del telescopio Parkes, calcularon que cada día podrían estar estallando en el cielo varios centenares de ráfagas de radio similares sin que hubieran sido detectadas.
Muy pronto, gracias a las búsquedas llevadas a cabo con diferentes telescopios, comenzaron a aflorar más explosiones de radio FRB.

Todo se complicó en 2016, cuando un equipo dirigido por Laura Spitler del Instituto Max Planck de Radioastronomía de Bonn, anunció que había detectado destellos repetidos asociados a una de las explosiones, observada originalmente en datos tomados en 2012 desde el Observatorio de Arecibo, en Puerto Rico.
Hasta entonces, los astrónomos habían llegado a la conclusión de que las FRB correspondían a eventos puntuales: es decir, que ocurrían solamente una vez.

Sin embargo, unos 3 años después del estallido inicial (FRB 121102), Spitler y sus colaboradores identificaron otras 10 explosiones en la misma zona del cielo. Sus tiempos de llegada no parecían ser regulares, y tanto la duración de los pulsos como otras características exhibìan variaciones.

A raíz de este descubrimiento, se organizaron varias campañas con radiotelescopios de todo el mundo. Una de ellas usó el conjunto VLA de Nuevo México, de 27 antenas, para buscar sistemáticamente en la región del cielo de FRB 121102. Era una posibilidad única para determinar la posición celeste de las FRB con una precisión superior en varios òrdenes de magnitud a la dada por una sola antena.

Al cabo de 6 meses el equipo de B. Marcote del Instituto JIVE (Países Bajos), localizó repetidas explosiones asociadas a FRB 121102 con una precisión inferior a 1 segundo de arco.
Gracias a ello, fue posible identificar la galaxia en la que se produjo: una galaxia enana con una masa 20.000 veces menor que la Vía Láctea y mucho más distante que el púlsar más lejano que conocemos.
Estos hallazgos dejaron claro que las enigmáticas FRB constituyen eventos de enorme potencia y extremadamente remotos.

Hoy ya sabemos que las FRB son fenómenos cósmicos reales, pero, sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer hasta descubrir su causa.
Una pregunta importante es si las FRB se originan a partir de eventos aislados, como las supernovas, o si proceden de objetos duraderos, como los púlsares, que emiten destellos de forma periódica.
El caso recurrente de FRB 121102 parece apuntar a la segunda posibilidad, aunque hasta ahora se trata de la única FRB para la que se han detectado múltiples estallidos. Es posible que todas ellas se repitan, y que cada una de las ráfagas aisladas que se han observado no sea sino la màs brillante en cierta distribución de energías.

Si nos ceñimos a fuentes cósmicas persistentes, muchos astrónomos se decantan por explicaciones relacionadas con objetos compactos, como los púlsares, que se forman cuando una gran estrella muere explotando en forma de supernova, y una gran parte de su masa colapsa sobre sí misma: el producto final es una estrella del tamaño de una ciudad y compuesta casi al 100% por neutrones, la cual rota a gran velocidad y emite haces de radiación.

Las ráfagas recurrentes vistas en FRB 121102 presentan propiedades que, en general, se muestran compatibles con las de pulsos muy energéticos emitidos por una estrella de neutrones joven. Así que, las FRB podrían estar causadas por púlsares, aunque estos serían de un tipo muy poco común y extremadamente potente.

Otra idea es que las FRB procedan de magnetares: estrellas de neutrones muy magnetizadas que giran, en cambio, despacio y en las que la emisión no guarda relación con la rotación, sino con la energía magnética.
Un aspecto enigmático de FRB 121102 (realizada con los telescopios VLA) es la presencia de una emisión de radio brillante y persistente, distinta de la que caracteriza a las FRB, en la galaxia anfitriona.
Se ha especulado que esa radiación podría corresponder a 1 Agujero Negro Supermasivo en proceso de devorar estrellas y gas, y que las FRB se generarían debido a la interacción de este ANS con el magnetar.

Una variante de esta idea propone que las FRB recurrentes provienen de un magnetar sumergido en el remanente de una supernova superluminosa (10 veces más energética que una supernova típica), que explotó hace algunos decenios.
Se ha observado que la galaxia anfitriona de FRB 121102 se asemeja a aquellas en las que se producen estallidos de rayos gamma, un fenómeno que se cree vinculado a magnetares muy jóvenes formados en supernovas superluminosas.

Hace muy poco, el mismo equipo que realizó esta observación midió el campo magnético a lo largo de la línea de visión en la dirección de FRB 121102. Sus datos muestran que, con independencia de su naturaleza, la fuente de FRB 121102 debe encontrarse en una región con una magnetización relativamente elevada, como sucede en un remanente denso de supernova o alrededor de 1 ANS en el centro de una galaxia.

Por el momento, sin embargo, tampoco se puede descartar que las FRB correspondan a eventos puntuales. Tal vez algunas FRB se repitan y otras no, lo que implicaría varios tipos distintos de fuentes. Quizá quepa considerar que algunas FRB se originan en sucesos catastróficos aislados, y esa posibilidad nos deja con varios candidatos:

- El primer lugar de la lista lo ocupan las colisiones de estrellas de neutrones, que probablemente provoque una potente explosión al producirse el contacto entre los astros, en el momento en que se unen para formar 1 Agujero Negro.

- Otra posibilidad sería la explosión de una supernova especialmente energética.

- Algunos teóricos han sugerido opciones más exóticas, como que las FRB podrían estar causadas por cuerdas cósmicas: hipotéticos defectos topológicos del espacio-tiempo formados en el Universo primitivo. Tales deformaciones habrían viajado a la velocidad de la luz a través del Cosmos, y habrían generado destellos al interaccionar con el plasma. Aunque las observaciones actuales no descartan la posibilidad de que tales destellos sean las FRB, la idea no deja de resultar muy especulativa.

- Otros científicos han propuesto como causa de las FRB a los Agujeros Negros Primordiales: pequeños AN creados durante el nacimiento del Universo y que nadie habría detectado hasta la fecha. Si uno de ellos se "evaporase" (un fenómeno predicho en los años 70 por Stephen Hawking), la radiación liberada podría corresponder a la señal observada en una FRB.

Tras un decenio de trabajo, la ciencia de las FRB está a punto de transformarse gracias a una nueva generación de telescopios.
El ASKAP (Explorador para la Red Australiana del Kilómetro Cuadrado), con un gran campo de visión, entró en funcionamiento en 2012 y enseguida comenzó a descubrir FRB. Hoy conocemos 50 explosiones.
El VLA y el radiotelescopio Molonglo (de la Universidad de Sidney) se están renovando para mejorar su sensibilidad y su cobertura del cielo.
Y los radiotelescopios que han comenzado reciéntemente a operar, como el Experimento Canadiense de Cartografiado de Hidrógeno o el Telescopio Esférico de Quinientos Metros de Apertura (FAST), en China, deberían hallar muchas más FRB y proporcionarnos una mejor comprensión de sus fuentes.

Algunos de estos telescopios pueden localizar FRB en tiempo real con una precisión del orden de 1 segundo de arco, una enorme mejora para ubicarlas en el cielo.
Además, esta información nos permite comenzar a realizar observaciones en otras longitudes de onda y encontrar así la galaxia donde se produjo la explosión.

Algunos modelos de FRB, como el basado en la fusión de estrellas de neutrones, predicen que los estallidos de radio tendrían que verse acompañados de Ondas Gravitacionales. Hoy estas perturbaciones del espacio-tiempo pueden detectarse con los laboratorios LIGO (en EE.UU.), y Virgo en Italia.
Una observación de este tipo permitiría medir algunas propiedades de las FRB que, como la masa de la fuente, resultan imposibles de medir actualmente por otros medios.

Por último, si lográramos descifrar la naturaleza de las FRB, podríamos usar este nuevo fenómeno para llevar a cabo un ambicioso proyecto: trazar un mapa del Universo.
Y es que las investigaciones que buscan visualizar las grandes estructuras del Cosmos están todavìa en sus primeras etapas.
Las FRB podrían ser de gran ayuda en este sentido: son las únicas fuentes extragalàcticas con escalas de tiempo lo suficientemente cortas para medir la dispersión extragaláctica y, por tanto, determinar la densidad de materia a lo largo de nuestra línea de visión.
La densidad del medio intergaláctico constituye una predicción clave en distintos modelos de la estructura a gran escala del Universo, por lo que las FRB podrían ayudarnos a comprobar cuáles son viables y cuáles no.

Ahora que hemos detectado numerosas FRB a lo largo de todo el cielo, y hemos medido de manera independiente su distancia, esta línea de investigación pondrá a prueba nuestros conocimientos bàsicos sobre la formación y evolución del Universo.

No cabe ninguna duda de que el descubrimiento original del alumno David Narkevic ha resultado ser, como dijo..."bastante interesante".

Un saludo.

JOSE ANTONIO MARTINEZ
Grand Master
Grand Master

Cantidad de envíos : 2826
Localización : zaragoza
Fecha de inscripción : 08/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Una del espacio.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 15 de 15. Precedente  1 ... 9 ... 13, 14, 15

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.