AUDIO PLANET
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

GLENN GOULD

+5
fidel
miguel
GSeoane
Jeremias johnson
Aleman
9 participantes

Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Jeremias johnson Lun 28 Mar 2011, 12:26 am

Disfruto desde hace tiempo con las Goldberg de Gould, más con las segundas, y también con su interpretación del Clave bien temperado, desde que me las envió Farancón si no recuerdo mal. Sin embargo, para mi es un pianista solo para Bach y para algún otro compositor con el que encaje su forma de tocar. Por lo que no lo calificaría de gran intérprete si por intérprete se entiende el intermediario, el que traduce las intenciones de un compositor para un oyente. Evidentemente no niego su arte, aunque si enganchase en la composición probablemente fuese más fructífero que como intérprete.

La descripción de su vida, incluso en este pequeño resumen, deja bien a las claras que no estamos hablando de una persona equilibrada, como tantos en la historia del arte. Suponiendo acertado el diagnóstico de los psiquiatras, estamos hablando de un autista, y eso, que no es poca cosa, explica muchas cosas de sus caraterísticas artísticas. Si es incapaz para empatizar con sus semejantes, ¿cómo va a empatizar con los compositores que interpreta? De ahí que cuando suena una composición de Beethoven en sus dedos, no suena Beethoven, suena Gould. Tampoco cuando interpreta Bach, pero en este caso ocurre el milagro de que la estética gouldiana encaja fenomenal con la naturaleza de la escritura de Bach. Es decir, Gould en realidad no es un intérprete, solo puede interpretarse a si mismo. Y desarrolla una estética singularísima. Este tipo de personas nunca dejan indiferente a los demás, sus delirios tienen un atractivo irresistible para unos y provoca total aversión para otros.
Jeremias johnson
Jeremias johnson

Cantidad de envíos : 2530
Edad : 60
Localización : Cerca del fin del mundo
Fecha de inscripción : 25/01/2010

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  GSeoane Lun 28 Mar 2011, 9:31 am


Para los que nos gusta Gould, seguro que conocido por todos, este indispensable y más que distraido retrato:

GLENN GOULD 19879

De las variaciones, coincido, la segunda grabación.
GSeoane
GSeoane

Cantidad de envíos : 4028
Localización : Madrid-Galicia
Fecha de inscripción : 18/12/2008

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Jeremias johnson Lun 28 Mar 2011, 11:31 am

Aleman escribió:Hola Jeremías, ¿Has escuchado el concierto para piano Nº 5 deBeethoven y dirigida por Stokowski y las sonadas 30 y 32 también de Beethoven?

Te las recomiendo. Seguro que cambias de opinión sobre la idea de Gould sólo para Bach.

Si las encuentras, escúchalas. Ya me dirás.


Bueno, pues he localizado la sonata 17 de beethoven, una maravilla, por otro lado, y la escuché en yutube por Richter, Kempff, Baremboin y Gould. Cada intérprete tiene su personalidad expresiva, pero en los tres primeros puedes sentir una cierta continuidad, una base común, que no es otra cosa que el compositor que se aborda. y gould está aparte. es un mundo aparte. Escuchas desde el incicio el tercer tiempo y parece que está empezando una fuga del clave bien temperado. una lectura frenética y sin contrastes. Los tres primeros todos remarcan como mínimo dos estadios emotivos en ese tercer movimiento, una melodía serena que se ve interrumpida por episodios impetuosos y coléricos (la tempestad). Gould borra ese contraste y se lanza en una furia informe desde el primer compás hasta el último. El pedal de resonancia lo tiene de adorno, lo que le resta profundidad en muchos momentos, seca en exceso los bajos. Es decir todo lo que queda muy bien interpretando las partitas y fugas de Bach, pero en beethoven esto no suma, sino resta. Yo me quedo con Richter y Kempff. Aunque esto es para gustos, claro. Intentaré escuchar también las que citas.
Jeremias johnson
Jeremias johnson

Cantidad de envíos : 2530
Edad : 60
Localización : Cerca del fin del mundo
Fecha de inscripción : 25/01/2010

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Jeremias johnson Dom 12 Jun 2011, 10:31 pm

Acabo de echar un vistazo al artículo del País. Intentaré hacerme con el libro. Desde luego tiene que dar mucho de sí en el plano psicológico... Es muy significativa esa frase en la que dice que le espanta tocar para un público. ¿Para quien tocaba este hombre, porque tocar siempre se toca para alguien? Realmente estaba como una cabra, no es el único artista que lo estaba, pero es curioso el magnetismo y fascinación de este pianista sobre tanta gente.
Gracias, Alemán, por el aviso.
Jeremias johnson
Jeremias johnson

Cantidad de envíos : 2530
Edad : 60
Localización : Cerca del fin del mundo
Fecha de inscripción : 25/01/2010

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Jeremias johnson Dom 12 Jun 2011, 11:34 pm

No me digas que nunca lo habías visto tocar de esa guisa. Era característico de él tocar en una silla baja, encorvado. La posición de los brazos, es decir, la altura a la que se toca, no es algo indiferente a la hora de obtener un determinado sonido del piano. Lo académico es que el codo quede a la altura del teclado, más o menos. Si te elevas demasiado podrías perder peso en el accionamiento de la tecla. aunque todo depende un poco de las características de cada uno. Pero la verdad es que nunca me expliqué cómo podía Gould tocar con comodidad de esta manera. Bien es cierto que para tocar a Bach lo veo algo más factible que para Liszt, por poner un ejemplo, ya que si hay que dar grandes saltos, contrastes dinámicos más marcados, mucho pedal, etc. parece realmente incómodo estar en esa posición.
Jeremias johnson
Jeremias johnson

Cantidad de envíos : 2530
Edad : 60
Localización : Cerca del fin del mundo
Fecha de inscripción : 25/01/2010

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  miguel Dom 09 Oct 2011, 11:46 pm

Estan echando un reportaje en la 2, se divide en dos partes hoy toca la primera.
Un saludo, miguel

miguel

Cantidad de envíos : 3786
Localización : Pamplona
Fecha de inscripción : 22/02/2010

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  fidel Mar 11 Oct 2011, 10:23 am

Visto....pero ¿cuando es la segunda parte?.... scratch ultimamante en la 2 andan poco serios,repiten un monton de cosas y otras no te enteras de cuando las ponen...como esos docus sobre las catedrales goticas que han puesto ultimamente...
salud

fidel

Cantidad de envíos : 2551
Edad : 55
Localización : guipuzcoa
Fecha de inscripción : 19/12/2008

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Byktor Jue 27 Mar 2014, 12:00 am

Se que no suele gustar pero a oscuras, oyéndoles canturrear (hay gente que le da aversión) te mete en la pieza y te arrastra....para mi, impresionante, y si, las segundas Goldberg.
Bach en sus manos para mi sin igual, el 5 de Brandenburgo, las suites, el arte de la fuga...

Saludos
Byktor
Byktor

Cantidad de envíos : 181
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 02/10/2012

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  jibanezm Dom 30 Mar 2014, 7:07 pm

Merece la pena recordar la fascinante historia del Steinway CD 318, el piano preferido de Gould; lo encontró nuestro artista abandonado en 1960 en el Auditorio Eaton de su ciudad natal Toronto, e inmediatamente quedó prendado de su mecánica y sonido, que se adaptaba perfectamente a su singular forma de interpretar Bach con ágil staccato seco sin ningún pedal.

A partir de entonces, este ejemplar de entreguerras de la serie D del fabricante Steinway & Sons con número de serie SN 317194 se convirtió en un compañero inseparable de Glenn Gould, que lo transportaba allá donde tenía un compromiso.

Como dato curioso, entre la música incluida en la sonda espacial Voyager 1, que ya ha cruzado los límites del Sistema Solar en su viaje interestelar a lo desconocido,  se encuentra el Preludio y Fuga Nº 1 del segundo libro de “El clave bien temperado” de J.S.Bach, grabación realizada por Gould en su querido CD 318.

Desafortunadamente, en 1971 el piano sufrió un percance durante uno de sus viajes de vuelta a casa, de modo que la base metálica que conforma el armazón quedó troceada en cinco partes, para desmayo del artista. Se realizaron varios intentos de reparación, la última por parte de la propia Steinway & Sons. Pero Gould nunca se sintió a gusto con la unidad reparada, indicando que no tenía el mismo sonido que el original.

En 1971 Gould había comenzado la grabación de las Suites Francesas de J.S.Bach con su discográfica habitual CBS; hasta mayo de ese año había registrado las números 5 y 6, BWV 816 y 817 respectivamente, por supuesto con su inseparable CD 318. El percance y posterior reparación de la unidad supuso el tener que retrasar la grabación de las restantes cuatro suites hasta noviembre de 1972. Sin embargo el propio Gould refirió a Jonathan Cott en una de sus famosas conversaciones telefónicas que los nuevos martillos golpeando sobre las nuevas cuerdas proporcionaban un sonido con un cierto legato natural, y que para compensar este indeseable efecto tuvo que ralentizar algo la ejecución de las suites BWV 812 a 815 respecto a su tempo habitual en Bach.


GLENN GOULD 2vtwp3a


Os dejo un video con la interpretación de las Variaciones Goldberg (a bit, only a bit!) en el CD 318 de Glenn Gould.

Saludos, Jesús.


jibanezm
jibanezm

Cantidad de envíos : 248
Localización : bcn
Fecha de inscripción : 23/06/2012

A pricol le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  jibanezm Vie 30 Oct 2015, 7:30 pm

El conocido intelectual estadounidense de origen palestino Edward Said (1935-2003) fue un melómano apasionado que dejó interesantes apreciaciones sobre música y sociedad en sus textos Música al límite, Elaboraciones musicales y Paralelismos y paradojas (todos editados en español por Editorial Debate). Entre los personajes a los que dedicó algunas de sus páginas se encuentra Glenn Gould, intérprete que Said siempre admiró y al que hizo protagonista de una de sus tesis más conocidas, la de la interpretación como ocasión extrema.

Said expuso esta tesis, en su forma más completa, en el texto Elaboraciones musicales (1989), cuyo primer ensayo se titula precisamente La interpretación como ocasión extrema, aunque también existen interesantes complementos a este ensayo en Música al límite, un volumen que recopila los escritos de Said aparecidos en distintas revistas culturales durante treinta años.

Said sitúa al concierto de música clásica como un evento cultural de la moderna sociedad occidental, equiparable en sus rasgos constitutivos a otros espectáculos, como por ejemplo los deportivos o circenses. Así, el verdadero protagonista del concierto es el intérprete –no la obra o el compositor, que dispone de unas habilidades de virtuoso que exhibe ante un público que experimenta la música más como un fenómeno ajeno a su vida diaria que como algo interiorizado y objeto de su reflexión, interpretación y práctica, y que por tanto se siente atraído más por el culto al artista, por lo que de excepcional tiene lo que el intérprete intentará hacer en el escenario, que por la música en sí. De este modo la interpretación musical se convierte, a través del concierto y sus límites impuestos, en una ocasión extrema, en un espectáculo único e irrepetible, no reducible a ninguna de las experiencias cotidianas del público, por medio de la cual el artista tiene la oportunidad de presentar su particular visión del repertorio escogido.

Dice Said en Música al límite:

Glenn Gould, el virtuoso como intelectual: Es muy probable que el erudito en general tenga pocos conocimientos prácticos sobre la música como arte y escasa experiencia tocando un instrumento o estudiando solfeo o teoría, y, aparte de comprar discos o coleccionar algunos nombres, es dudoso que tenga nociones sobre práctica musical, ya sea la capacidad de relacionar ejecución, interpretación y estilo, o de poder reconocer la diferencia entre las características armónicas o rítmicas de Mozart, Berg y Messiaen.

Ocasiones extremas (acerca de Celibidache): Los conciertos de música clásica de dos horas de duración se han convertido en un producto consolidado e inamovible, comprado y vendido por representantes, intérpretes y espectadores. Un motivo que explica este hecho es que la interpretación y la composición musical se han distanciado casi por completo. Desde George Enescu, Serguéi Rajmáninov y Ferruccio Benvenuto Busoni a principios de este siglo [XX], el intérprete se ha especializado sólo en la interpretación y el compositor sólo en la composición  (aunque esta se ha especializado incluso más, y en general ha quedado confinada a un público relativamente escaso y con frecuencia académico). El espectáculo para un público de masas es, por lo tanto, una interpretación pura, gobernada por una serie de normas y rituales bastante rígidos.

En EEUU, el Carnegie Hall sigue siendo uno de los mejores lugares para ver actuaciones con un nivel bastante alto de competencia y, lamentablemente, de rutina. El régimen de actuaciones abarca tantas cosas –vestimenta, programa, porte físico, estilo interpretativo, comportamiento del público, precio de las entradas, tipo de actuación, identidad del intérprete- que podemos detectar, en mi opinión, una correlación entre el mérito auténtico de la actuación y la comodidad del intérprete. Cuanto más alto es el nivel de excelencia del intérprete, mayor es su insatisfacción con el acontecimiento. Para los músicos más extraordinarios, la actuación, aunque está más o menos determinada con antelación, brinda la oportunidad de arremeter, atacar, ampliar o alterar de algún modo sus límites y protocolos tiránicos. La obra menos interesante casi siempre la ofrecen músicos que aceptan con pasividad los confines artificiales de la actuación de dos horas y trabajan dentro de ellos sin protestar.”

Son varios los factores que señala Said como responsables de que la música clásica haya quedado reducida a este papel marginal en las sociedades modernas: la tecnificación de la teoría y de las técnicas compositivas, la práctica desaparición del compositor como figura relevante, la atomización académica de la ciencia musical, la ausencia de la música como objeto de reflexión intelectual, la especialización extrema del intérprete, la alienación del público por la costumbre de escuchar música a través de medios de reproducción mecánica, la menguante prominencia de la música en los programas de educación escolar, etc. El melómano con gusto por la filosofía de la música reconocerá inmediatamente en estas reflexiones resonancias profundamente adornianas, aspecto que por otra parte Said deja patente en el ensayo La interpretación como ocasión extrema.

Toscanini, Celibidache, Richter, Pollini o Michelangeli son ejemplos de artistas que desde la perspectiva de Said han sido capaces de ofrecer, a partir de su virtuosismo interpretativo, lecturas muy originales, singulares, de las obras musicales que abordaron. Y aunque todos ellos trabajaron siempre dentro de los límites impuestos por el formato del concierto, algunos se atrevieron también a cuestionar y moldear a su gusto algunos de esos límites, en una especie de acto de afirmación de sus prerrogativas artísticas. En el polo opuesto se situarían los artistas de estilo interpretativo anodino y que se limitan a seguir estrictamente el guión preestablecido del concierto. En este caso sus actuaciones carecen de la originalidad y frescura que hacen de la interpretación una ocasión extrema. Said cita a Perahia como ejemplo de esta tipología de artista.

En este contexto de la interpretación como ocasión extrema la figura de Glenn Gould se erige como el artista cuyo virtuosismo y amplias inquietudes estético-intelectuales le permitieron no sólo arremeter contra las normas establecidas del formato concierto, sino trascender incluso el papel estándar reservado al intérprete de música clásica en la moderna sociedad occidental. La lectura tradicional del fenómeno Glenn Gould es tremendamente conservadora: parte de los rasgos inflexiblemente anormales de su persona para explicar las excentricidades del artista. El enfoque de Said, por el contrario, permite adoptar un punto de vista más rico en matices y apreciaciones: sin negar las anormalidades de base de la persona, afirma sin embargo que sus excentricidades a la hora de interpretar, elegir el repertorio y decidir su carrera artística fueron completamente conscientes, premeditadas y aceptadas. Gould representaría, por tanto, el paradigma de la potencialidad inherente a la interpretación como ocasión extrema.

Dice Said en La interpretación como ocasión extrema:

“Gould murió en 1982 cuando tenía cincuenta años; sin embargo solo hizo conciertos en público durante unos diez años [1957 a 1964] y después de retirarse de la vida concertística de forma definitiva se dedicó a grabar discos, películas, programas de televisión y radio en los que, en la mayoría de los casos aunque no siempre, aparecía él tocando el piano. En resumen, da la sensación que Gould, un músico de un talento excepcional, jamás hizo nada que no fuera excéntrico a propósito. Afirmó que evitaba a los compositores (Chopin, Schumann, Liszt, Rajmáninov) cuya obra forma el núcleo del repertorio principal de los pianistas de concierto y, en lugar de eso, se concentró en Bach, o en compositores del siglo XX como Schönberg, Krenek y Hindemith; asimismo, mostró cierta tendencia a formar un extraño repertorio de otros compositores (Beethoven, Brahms, Richard Strauss, Sibelius, Bizet, Grieg y Wagner, por ejemplo), cuya obra abordó en algunas ocasiones como no lo había hecho nadie antes, ya que a menudo tocó composiciones de esos autores que ningún otro pianista tocaba. El increíble virtuosismo y la elegancia rítmica de Gould dieron lugar a un sonido que se ajustaba de forma inmejorable al objetivo de conseguir que la música compleja sonara más clara y fuera comprendida y organizada de modo más inteligente que el sonido logrado por otros pianistas. Y esa es, por supuesto, la característica principal que se puede resaltar del sonido de Gould, su estilo, y su comportamiento: su absoluto alejamiento del mundo de otros pianistas, de otras personas, de otras prerrogativas. Uno tiene la sensación de que su carrera se construyó como una contranarrativa muy consciente de sí misma en relación con las carreras de todos los otros músicos. En retrospectiva, podríamos afirmar que en cuanto Gould aceptó y entendió las limitaciones iniciales, a partir de entonces siguió un camino consecuente.”

La característica principal de Gould, la que le dio la posibilidad de pensar profundamente su papel como intérprete de música clásica, fue, obviamente, su virtuosismo al piano. Said no duda en calificar a Gould, ya lo hemos visto, como un “talento excepcional”, al que sólo se le pueden comparar un puñado escaso de pianistas. No se debería perder de vista el hecho de que el propio Said fue un buen intérprete al piano, lo que hace que su opinión sobre las capacidades y la técnica de Gould tengan un plus de peso y credibilidad. Técnica digital, percusión, ritmo, agilidad e intrepidez son las marcas de agua indelebles de Gould, que las aplica a todos los compositores de su repertorio, no para formar un estilo único, sino para establecer una “continuidad clara e impresionante de ataque y habilidad retórica”. Y su repertorio de gestos también contribuye a enfatizar la ocasión singular, fuera de la rutina irreflexiva, en que convierte sus conciertos: el taburete bajo, la postura, los tarareos, etc. En el plano puramente musical, Said destaca también la capacidad compositora de Gould, por ejemplo a través de sus transcripciones para piano de melodías wagnerianas.

Pero la interpretación musical no constituye el único atributo de Gould como artista. Said identifica también su don de la palabra como otra de sus grandes habilidades. Sus reflexiones se encuentran dispersas entre ensayos, fundas de discos y grabaciones de radio, y en conjunto trascienden la ocasión de la interpretación como simple ejecución musical y la convierte en un fenómeno inclusivo. De nuevo en La interpretación como ocasión extrema:

“A diferencia de muchos músicos, parecía tener no sólo ideas y cerebro, sino que poseía también la capacidad de aplicarlos a la música como intérprete y como crítico. Sus interpretaciones, en resumen, se aproximaban a una especie de razonamiento, y sus argumentos discursivos a menudo se veían confirmados por sus hazañas pianísticas. Y está claro que los escritos de Gould le recuerdan a uno su música, no porque hagan referencia explícita o resuman la forma en que toca, sino porque resultan conmovedores debido a su energía inagotable y a su articulación despiadada de significados, que no son estables ni alcanzables. Aquí existe el mismo juego de contrapunto entre las palabras y la interpretación que el que uno escucha en las grabaciones de las fugas de Gould. Así, Gould amplió de forma bastante deliberada el limitado espacio teatral proporcionado por la interpretación como ocasión extrema hasta convertirlo en uno cuyo ámbito incluye el habla, el tiempo como duración, un interludio de la vida diaria que no está controlado por la mera continuidad.”
   
En la parte final de su ensayo Said comenta un tercer estadio de la obra de Gould, que de algún modo constituye el remate de su trayectoria ascendente en la transformación del arte interpretativo: las películas que grabase con diversos directores y para la CBC/BBC, en las que comenta, improvisa, interpreta y exhibe en definitiva una personalidad arrolladora. En este punto Said utiliza el término wagneriano gesamtkunstwerk (obra de arte total) para insinuar que quizás Gould no era del todo consciente de que en cierto momento su propia existencia, y no sólo su arte, había traspasado los límites del anodino hecho cultural que representa el concierto musical. Said no elabora este punto y deja el interrogante abierto a la interpretación de cada cual: ¿genialidad o enajenación?

En cualquier caso, la opinión de Said sobre el valor del legado de Glenn Gould es elocuente  –La intepretación como ocasión extrema:

“Las distensiones y peculiaridades de lo que Gould hizo podrían, con el tiempo, llegar a parecer absolutamente inocuas, atenuadas o devoradas por el actual negocio de la cultura, del que la interpretación de música clásica no es más que un componente. Una prueba del menosprecio del que ha sido objeto la verdadera actividad de Gould es que hoy día se le conoce, de forma casi exclusiva, bien como rareza, o bien como pianista muy dotado. El discurso crítico de la interpretación musical actual solo permite informar de la vida concertística mediante una partitura. Pero cuando la observamos desde las rígidas (e impuestas con igual rigidez) costumbres de la vida concertística y el periodismo hacia las incursiones más extravagantes del arte de la interpretación, solo entonces podemos apreciar el ingenio y la imaginación que poseían intérpretes como Gould, que en primer lugar aceptaron y luego elaboraron la lógica de lo que la música clásica contemporánea les ofrecía, y lo hicieron con un poco de auto reflexión y espíritu.”

En definitiva, Gould sería la máxima expresión, para Said, del hecho creador y transgresor frente a la normalización irrelevante e impotente de un arte –la música clásica- que no juega ningún papel específico en la sociedad moderna y que ha mutado en simple hecho cultural y es consumido en cómodas raciones por un público fundamentalmente indiferente.

Esta opinión de Said respecto a la figura de Glenn Gould, y respecto al estatus de la música clásica, seguro que no está exenta de polémica. Pero más allá de si se está de acuerdo o no con la misma, creo que invita a enfocar el debate sobre el pianista canadiense de una forma diferente. Y es por ello que me ha parecido interesante dejarla reflejada en este hilo.

Dejo un video de Gould que me parece ilustra muy bien el punto de vista de Said, en el que aparece nuestro pianista manteniendo una pequeña charla con el director Bruno Monsaingeon sobre su famosa silla, a la que se refiere en tono irónico como un miembro de la familia más querido incluso que Bach, que le ha acompañado durante más de cuarenta años y con la que ha dado todos sus conciertos ("¿conciertos? ¡Anything else!"), y a la que se debe tratar por tanto con respeto. A continuación aborda la Toccata de la Partita nº 6 de Bach, con su estilo claro y retórico, en el que parece que la música adquiere un definitivo carácter discursivo: es como si la música nos estuviese contando algo bien definido.

¡Espero que lo disfrutéis!

Saludos, Jesús.

jibanezm
jibanezm

Cantidad de envíos : 248
Localización : bcn
Fecha de inscripción : 23/06/2012

A pricol le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Invitado Vie 30 Oct 2015, 9:33 pm

Queridos, recomendadme algunas grabaciones de Gould.

Gracias por adelantado
Marco

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Flick4 Sáb 31 Oct 2015, 1:35 pm

Variaciones Goldberg de Bach, hay un doble CD con dos versiones, la histórica del 55 y la del 81, de Sony. Imprescindible. Luego puedes ir a una recopilación tb de Sony o a la Glenn Gould Bach Edition, con todas las de Bach.
Puedes escucharlas en mi casa o llevartelas, aunque las Variaciones Goldberg puedes comprarlas con los ojos cerrados. Esta tarde igual me lio con el micro un rato, si te quieres pasar, estaré por casa.

Saludos.
Flick4
Flick4

Cantidad de envíos : 6207
Edad : 55
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 21/10/2012

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Flick4 Sáb 31 Oct 2015, 1:39 pm

Si lo prefieres, también puedes invitarme a escuchar los ataúdes nuevos y te traigo las Goldberg. cool2

Saludos.
Flick4
Flick4

Cantidad de envíos : 6207
Edad : 55
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 21/10/2012

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Invitado Sáb 31 Oct 2015, 1:44 pm

Flick4 escribió:Si lo prefieres, también puedes invitarme a escuchar los ataúdes nuevos y te traigo las Goldberg. cool2

Saludos.

Tengo el ICON en el deposito, un canal no tiraba bien, cuando lo tenga te aviso , invitado estas, respecto a Gould, tengo las variaciones, busco algún recopilatorio de Golud de buena calidad.

Esta tarde salgo de caza, fotografía,otro afición, gracias de todos modos.

Saludos
Xavier

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Flick4 Sáb 31 Oct 2015, 1:54 pm

Ok, parlem.

Salut!
Flick4
Flick4

Cantidad de envíos : 6207
Edad : 55
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 21/10/2012

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty 6 pianistas opinan sobre Glenn Gould

Mensaje  Steinwarius Dom 20 Nov 2022, 5:22 pm


---6 pianistas opinan sobre Glenn Gould: (11 min.-Subt. en Inglés)

Seymour Bernstein lo critica -:' (Con él) yo no escucho a Bach; lo escucho a él. (tal como dice el compañero Jeremias Johnson en el primer post).

https://www.youtube.com/watch?v=dgUnUd9oBSc


Saludos

...

Steinwarius

Cantidad de envíos : 334
Edad : 56
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 10/07/2014

Volver arriba Ir abajo

GLENN GOULD Empty Re: GLENN GOULD

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.