Barenboim in the rain. Madrid ayer. Marchando una de bravas oiga!.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Barenboim in the rain. Madrid ayer. Marchando una de bravas oiga!.

Mensaje  GSeoane el Mar 2 Ago 2011 - 9:42

Tan solo la quinta, nada dedicare al popular Adagio de la Décima de Mahler, me siento incapaz por completo.

Leo las pocas críticas que han salido sobre el concierto que ayer dio la orquesta West-Eastern Divan dirigida por Daniel Barenboim, y me quedo algo perplejo (la de EFE, que reproduce El Mundo, da sonrojo, ya que en realidad no dice nada).

Apenas coincido en lo poco que leo. Es evidente, por poner un ejemplo, que Vela del Campo y yo no asistimos al mismo concierto. Tan solo coincidimos en que empezó lloviendo y en la gratitud del público que estaba sentado en las primeras filas, a partir de aquí nuestros oídos escucharon cosas distintas.

Para situar al lector he de decir que, con contadísimas excepciones, no me gusta Barenboim. Me resulta insufrible su manera de entender el tempo. Un tempo que hace añicos la coherencia sonora de buena parte de las piezas que acomete. La quinta que tengo en la cabeza está en las antípodas del modo en que el bonaerense la dirigió ayer. La de ayer no fue una quinta heroica, ni una quinta de “una energía arrolladora y una fuerza a prueba de toda clase de obstáculos”, fue una quinta sosegada y majestuosa, que parecía, para unos oídos de lego por lo menos, moverse entre el adagio y el moderato. Es verdad que está manera de ver la quinta le otorgó una gran calidez y una destacable profundidad, pero también es verdad que la despojó de todo lo que pueda recordarnos a la personalidad del autor alemán.

Baremboim atacó cada nota contradiciendo de manera incomprensible las mínimas indicaciones metronómicas que con tanto interés había publicado el genio de Bonn. Controversias aparte, ni él ni Mälzel hubieran reconocido la quinta de ayer, tan alejada de Gardiner o Brüggen, o incluso de las a veces más pausadas interpretaciones de Furtwängler. Las cuerdas lentas, a veces muy lentas, y los vientos, ayudados por la calidez y la resonancia que aportaba la madera que forraba interiormente el escenario, más poderosos que los rayos que iluminaban la plaza. Cada sección parecía ir por un lado, y los pizzicatos a veces se iban por todos. La amplificación contribuía poderosamente a reforzar este efecto, una amplficación alta, tan alta que apenas permitía escuchar la veracidad de los instrumentos. Extraña para quienes estamos acostumbrados a percibirlos de modo natural, y ayer teníamos la sensación de escuchar un mal equipo estéreo. Y un consuelo para los que, además de a la música, somos aficionados al chachareo. Estoy seguro que todos los miembros del foro tienen un equipo que suena mejor que el que ayer escuchamos. Son las dificultades del aire libre.

No tengo muy claro si vale la pena este tipo de acontecimiento, es verdad que la plaza estaba repleta, con largas colas desde tres horas antes de comenzar el concierto. Y es verdad que esta cita es una cita agradable, repleta de energia, que se ha convertido en un fijo capitalino. Pero es un fijo engañoso, un fijo salpicado de voces, conversaciones, paseos, terrazas, olores y encargos a voz en grito cada 15 segundos. ¡Marchando una de bravas oiga!. Nadie sabe a cuanto nos saldrá esta ración, la carta tenia borrado el precio.

Vida al fin y al cabo, que no es poco con la que esta cayendo.

A pesar de ser con nuestro dinero, ¿con el de quien si no?, se agradece.

Saludos,

GSeoane
Grand Master
Grand Master

Cantidad de envíos : 4028
Localización : Madrid-Galicia
Fecha de inscripción : 18/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Barenboim in the rain. Madrid ayer. Marchando una de bravas oiga!.

Mensaje  escubidú el Mar 2 Ago 2011 - 17:26

Gracias por los comentarios GSeoane.Una quinta de Beethoven,, que todo el mundo conoce y de la que tiene algunas interpretaciones predilectas es muy facil que no nos guste y mas en malas condiciones acusticas.Pero como bien dices,,yo creo que valen la pena estos acontecimientos,, hacen afición.Un saludo

escubidú
Avanzad@
Avanzad@

Cantidad de envíos : 881
Edad : 54
Localización : Almassora
Fecha de inscripción : 08/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Barenboim in the rain. Madrid ayer. Marchando una de bravas oiga!.

Mensaje  GSeoane el Miér 3 Ago 2011 - 9:28

De nada.

Bueno, excepto contadas cosas como pianista, no me gusta Barenboim, pero es verdad, la quinta es una pieza muy conocida de la que tenemos preferencias muy marcadas.

Pero ¿vale la pena este tipo de eventos?. Es un tema importante, de esos eternos e irresolubles, pero importante.

El evento en cuestión podríamos definirlo con varias frases:

- Música clásica aparentemente gratuita (aparentemente ya que la pagamos vía impuestos)
- Música clásica popular / al aire libre (en un gran espacio), en condiciones distintas a las tradicionales (siendo estas una sala de conciertos, un cámara, iglesia o similar) / de masas, etc.
- Como vía de educar (o culturizar) al pueblo general (ya que entiendo que no al aficionado) / o de distraer / o de aficionar / o alguna, o todas, esas cosas / Etc.

Y, si este marco de descripción de este tipo de eventos es acertado, yo tengo mis dudas.

Nota: Mis dudas son extrapolables a las grandes exposiciones pictóricas, a los grandes centros culturales, a los fenómenos tipo tres tenores, a los grandes festivales gratuitos (sean teatro, títeres, literatura, o lo que sea), etc.

¿Por qué? (a vuela pluma). Léanse como dudas, como preguntas, no exclusivamente como afirmaciones:

- Posiblemente son un coste que podría utilizarse mejor en otra cosa, incluso en otra cosa aplicada a la cultura.
- Posiblemente no creen afición. Y si la crean será en un porcentaje muy pequeño, de menos del 3%, y si es así se podría crear más utilizando ese coste de otra manera.
- No suponen esfuerzo, cuando lo suponen apenas se llenan (yo no considero esfuerzo hacer cola, aquí se hace cola hasta para comprar capsulas en las tiendas de Neespresso. Esto no es un esfuerzo, es el habitual “servicio 0” que tanto nos gusta).
- Se consumen como se consume literatura tipo “El tiempo entre costuras”. Una vez consumida se olvida, apenas deja poso. Ojo, no digo que este tipo de literatura no tenga su función, pero yo no la subvencionaría al 100%, y menos vía impuestos de todos.
- Y, por no citar otras muchas, parecen un sustituto sine die de lo que debiera hacerse en la escuela, y en las familias.

Yo creo muy poco en que el estado deba culturizar al pueblo, incluso en que deba educarlo (aquí cien mil comillas), el estado tiene mucho peligro cuando pasa de compensar desigualdades y se mete a educar y culturizar. Otra cosa es garantizar una educación de calidad, siempre que esta se aproveche. Pero este es otro tema mucha más resbaladizo.

En Madrid hay, seguramente, tres o cuatro conciertos de calidad, gratis, al día (y muchos más gratis asociados a circuitos de barrio, algunos de estos también buenos). Buena parte de ellos se pagan entre todos vía impuestos (el resto son de fundaciones, que ya tienen su particular prebenda pública). Buena parte de estos conciertos están vacios.

Una reflexión más. Hace unos meses hubo un día de jornadas de puertas abiertas en el Auditorio Nacional de Música. Si alguien se fía de mí, y no tanto de lo escrito en algún medio (estuve casi todo el día), buena parte de esa jornada que tuvo un concierto en todas las salas cada 45 minutos más o menos (salas internas, recibidores, incluso exteriormente). Esas salas no tenían ni el 30% del aforo. Es verdad que Barenboim es muy famoso, pero no lo es mucho menos (no muchísimo) López Cobos. Ambos casos gratis, y en el Auditorio no había que hacer ni cola. Uno, el de antes de ayer, a reventar, con pitillos, niños corriendo, bocatas de calamares, camareros gritando comandas, etc. Otro, el del Auditorio, no, y eso que tampoco se pidió la tradicional seriedad. Seguramente uno sea más vida, más popular en el mejor sentido de la palabra, que otro. Y seguro que uno nos coloca (si ello puede ser real, y deseable), ante una actividad (no sé si cultural o de mero entretenimiento) más cercana, que otra.

Tengo mis dudas de su función, y de que su aprovechamiento vaya más lejos de una manera gratuita más, como cualquier otra, de pasar el rato. Quizás no tenga por qué ser mucho más para la mayoría, para todos, pero quizás pasar el rato de esta guisa es algo que yo no subvencionaría con mi dinero. Algo de lo que yo no espero paso alguno, ni avance, ni enriquecimiento.

Entre la cultura elitista de la realeza y la nobleza, o incluso de la burguesía, y la popular o la de masa, ¿con cual nos quedamos?.

Y ¿por qué tendríamos que quedarnos con alguna?.

Pues todavía estamos en ello. No creo que esta sea la vía de resolverlo. La escuela quizás, pero con este modo, con el modo Barenboim Plaza Mayor, mis dudas siempre aparecen.

Espero algo más y es muy posible que la decisión correcta sea ni plantárselo.

Saludos,

GSeoane
Grand Master
Grand Master

Cantidad de envíos : 4028
Localización : Madrid-Galicia
Fecha de inscripción : 18/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Barenboim in the rain. Madrid ayer. Marchando una de bravas oiga!.

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 21:20


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.